kit sin pintar

kit terminado

CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
¿Qué es un muñeco REBORN?  Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no.
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo
En el siguiente vídeo se explican estas y otras muchas diferencias con ejemplos prácticos para aprender a diferenciar fácilmente un reborn de otro.
La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
Cuidados del bebé de Vinilo
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Cuidados y Mantenimiento
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona

Sigue a Maria Esperanza atraves de las redes:

o de su correo: mariaesperanzasm@hotmail.com
CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
¿Qué es un muñeco REBORN?  Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no.
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
Cuidados del bebé de Vinilo
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Cuidados y Mantenimiento
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona
o de su correo: mariaesperanzasm@hotmail.com
CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
¿Qué es un muñeco REBORN?  Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no.
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo
La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
Cuidados y Mantenimiento
Cuidados del bebé de Vinilo
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona
o de su correo: mariaesperanzasm@hotmail.com
CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
 Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no. ¿Qué es un muñeco REBORN?
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo
La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
Cuidados y Mantenimiento
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Cuidados del bebé de Vinilo
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona
o de su correo: mariaesperanzasm@hotmail.com
CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
¿Qué es un muñeco REBORN?  Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no.
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo
La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Cuidados y Mantenimiento
Cuidados del bebé de Vinilo
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona
o de su correo: mariaesperanzasm@hotmail.com
CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR: Ya sea mío o de cualquier otra artista, si usted quiere calidad, debe mirar que su piel no sea brillante, que el interior de la nariz, las orejitas o la boca, estén bien trabajado, que las cejas no tengan trazos gruesos , deben parecer de verdad, no de muñeco. El pelo insertado debe tener una raiz de apariencia real, también la coronilla. El pelo pintado, a la vista, debe parecer lo más real posible. Si el muñeco esta relleno, este nunca debe ser arena de playa, de gato, semillas ni materiales que con el tiempo provoquen humedades, bichitos u otro deterioros, por el uso de material inapropiado. Estos muñecos son caros. Tenga en cuenta que un kit bueno sin pintar, ya ronda los 70 euros si es de vilnilo y mucho mas si es silicona. Y a ello hay que añadir el cuerpo a medida, pelo, imanes, ojos (si los lleva abiertos), ropita... Y además la pintura y el laborioso trabajo de hacerlos. Si compra por Internet, las fotos que le muestren, deben ser sin retoques y con luz natural, mostrando detalles con claridad.
¿Qué es un muñeco REBORN?  Reborn es un término anglosajón que literalmente significa renacido y se ha utilizado para llamar así a un tipo muy especial de muñecos por su gran realismo. En Europa y concretamente en España, son relativamente recientes en comparación con E.E.U.U., donde este tipo de muñecos es mucho más conocido y utilizado desde hace más años, por coleccionistas de muñecas, para terapias, rodajes cinematográficos, etc. Generalmente quien crea o busca un reborn, pretende que el muñeco presente un gran realismo. Un “Bebé Reborn” puede pasar por un bebé de verdad. A partir de una escultura de silicona o vinilo sin color, se confeccionan a mano. Se pintan con una pintura especial con la que se consigue el tono de la piel, realizar venitas y capilares, las uñitas… El pelo, ya sea pintado o insertado pelo a pelo, con unas agujas especiales, debe quedar con un aspecto muy real. Si es insertado, también debe recordarnos al tacto, al cabello de un bebé. En definitiva a primera vista, si colocásemos un reborn junto a un bebé de verdad no deberíamos distinguir qué niño es real y cual no.
"En parte, el arte del reborn imita a la naturaleza y, en parte, completa lo que la naturaleza no puede elaborar"
Diferencias entre reborns de Silicona y Vinilo La silicona de platino y el vinilo, son materiales diferentes. Con diferentes durezas en los materiales. El reborn de silicona es un material que se asemeja mucho al tacto de la piel. Tambiem en un reborn de vinilo la cabeza es hueca y el pelo insertado va pegado por dentro, en el reborn de silicona no se puede pegar, porque la cabeza es maciza y estas entre otras diferencias son las que hay que tener en cuenta para sus cuidados.
EN TODOS LOS CASOS, CONVIENE ADVERTIR SI LA PERSONA PROPIETARIA LLEVA MARCAPASOS, PARA RETIRAR LOS IMANES DE LA CABECITA Y EL CHUPETE.
Cuidados y Mantenimiento
Cuidados del bebé de Vinilo
Proteger de la luz solar directa o artificial que suponga un foco de calor. Proteger de fuentes de calor directas, productos abrasivos, productos de limpieza, alcoholes o productos que lo contengan como la colonia o las toallitas de bebé; Nunca limpiarlos con toallitas de bebé, sean del tipo que sea, pues pueden estropear la pintura.
Si se quiere conservar intacto, no conviene abusar del uso del chupete, pues aunque el imán del mismo vaya protegido, cubierto por un fieltro, el roce continuo de quitarlo y ponerlo, podría desgastar con el tiempo la pintura de la boquita. Se le puede quitar el polvo de vez en cuando con un plumero, con suavidad, y si se prefiere, se puede cubrir su cabecita con un gorrito. En caso de querer disfrutarlos, se les puede peinar, siempre con suavidad, como si de un bebé real se tratara. Hay quien hasta les lava la cabecita de vez en cuando y les ondula las puntitas del cabello con los dedos. Yo he sometido a los míos a este tipo de cosas, para comprobar las consecuencias, y no hay problema siempre y cuando se haga con un champú suave, y se seque el pelito con una toalla con delicadeza, cuidando en todo momento, que no caiga jabón en su carita. Peinar con un peine o con un cepillo suave de bebés, siempre con cuidado. Si se les quiere limpiar, se les puede hacer con un paño suave, ligeramente humedecido en agua, de vez en cuando. Puede que la primera vez que lo haga, le dé la impresión de que ha dejado una ligera sombra coloreada en el trapo utilizado, pero no se alarme; el mismo polvillo acumulado y sobrante de la pintura puede provocarlo, pero la pintura está cocida al horno y no se va fácilmente, salvo que se utilicen productos inadecuados o se maltrate. Si se les quiere perfumar, conviene no hacerlo directamente. Mejor perfumar primero la ropita que se le vaya a poner. También se puede preservar de manchas el cuerpecito de trapo, poniéndole un body de bebé que podremos cambiar cuando queramos. Al cogerlo, hacerlo siempre con mimo, nunca tirando de los brazos o las piernas, para evitar que con su peso se descuelguen y se deterioren los engranajes de sus extremidades; hágalo como lo haría con un bebé. Siguiendo estos consejos, ya sea como elemento decorativo, o disfrutándolo plenamente, usted podrá conservar su reborn por mucho tiempo.
Cuidados del bebé de Silicona